Norberto González, ¿cuando la corrosión en la carrocería es bella?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Norberto González, el pintor de los coches que simbolizan el ciclo humano

Hay personas para las que los coches tienen vida. Respiran, hablan, sienten. Hay quienes les ponen nombres y apodos cariñosos. Y hay quienes, como Norberto González, los pintan… con un realismo y detalle que sorprenden.

Norberto González, el pintor de los coches que simbolizan el ciclo humano

Porque en los cuadros de Norberto González no faltan los coches. El artista, profesor de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense, reconoce que para él el automóvil es un símbolo. Lo leíamos estos días en una entrevista publicada en La Opinión de Zamora, con motivo de su primera exposición en la ciudad.

Un símbolo del paso del tiempo

Para Norberto, que es como firma sus cuadros, el coche es un símbolo del paso del tiempo. Una máquina que representa el ciclo de vida humano: nacer, crecer, alimentarse y finalmente morir. Una máquina que marca una civilización en la que todo es puro tránsito.

Norberto González, el pintor de los coches que simbolizan el ciclo humano

Y todo ello plasmado en unos lienzos en los que manda un realismo, con un toque oníricos, y en los que los juegos de color perfilan el paisaje urbano.

Norberto González, el pintor de los coches que simbolizan el ciclo humano

El artista cuenta con numerosos premios que dan buena fe de su impecable carrera, tanto en el ámbito artístico como en el académico. Aunque, viendo sus obras, ¿quién necesita premios?

Norberto González, el pintor de los coches que simbolizan el ciclo humano

Ay, ay… ¿qué mejor metáfora del paso del tiempo… que la corrosión de la carrocería del automóvil? Pero, por mucho que te gusten los cuadros, seguro que no te gustará encontrar corrosión en la carrocería de tu vehículo. Si es tu caso, o has sufrido algún pequeño golpe de chapa, no lo dudes: acude a tu red de expertos en chapa y pintura CertifiedFirst y pon solución al problema antes de que vaya a más. 

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *