Sunbeam-Talbot Alpine 90 MK II Roadster: atrapando la sofisticación

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Sunbeam-Talbot Alpine 90 MK II Roadster: atrapando la sofisticación

El cine clásico americano nos ha dejado auténticos mitos de elegancia y sofisticación. Uno de ellos es la colorista y amena película «Atrapa a un ladrón», dirigida por Alfred Hitchcock y coprotagonizada por Grace Kelly y Cary Grant , cinta en la que aparece también un precioso roadster de color azul titanio.

Una historia ligera de “alta costura”

Los protagonistas dejan que su piel se dore al sol de la glamurosa Costa Azul francesa y cenan vestidos de etiqueta en el restaurante del Hotel Carlton. En un entorno así no puede desenvolverse cualquier vehículo, y el elegido para protagonizar algunas famosas escenas de la película (persecución incluida) fue todo un Sunbeam Talbot Alpine del año 1953. ¡Qué carrocería!

Sunbeam-Talbot Alpine 90 MK II Roadster: atrapando la sofisticación

Este vehículo supuso el lanzamiento de la versión descapotable, mediante el cual Sunbeam trataba de hacerse un hueco en el segmento de deportivos británicos.

El vehículo, que se fabricaba a mano, contaba con un motor de cuatro cilindros de 2267cc. Y la carrocería la firmaba Thrupp y Maberly, histórica casa de carroceros que se había encargado, por ejemplo, de los coches de la reina Victoria.

Estos exclusivos vehículos se mantuvieron en producción apenas dos años (hasta 1955), aunque regresaron en el 59 con modificaciones. De las unidades fabricadas, una buena parte fueron exportadas a Estados Unidos y Canadá, donde los roadster británicos eran muy apreciados. Hoy en día, se estima que sólo sobreviven unas 200 unidades en el mundo.

La controversia del color

Aunque el color de la pintura que luce la carrocería del vehículo en la película es claramente un precioso azul titanio, existe cierta controversia sobre si ése era en realidad el color del coche. Y es que las técnicas que dotaban de color a los filmes de la época podrían haber alterado el color real del vehículo.

Pero todo hay que decirlo: de ser así, el resultado no podía ser más acertado, ya que la pintura en ese tono azul encaja perfectamente con los bellos paisajes y carreteras de la Costa Azul francesa. Por supuesto, también encaja perfectamente con su distinguida, Grace Kelly, que en esta película interpretaba a una rica heredera americana de vacaciones.

Sunbeam-Talbot Alpine 90 MK II Roadster: atrapando la sofisticación

Un automóvil precioso que quizás ha pasado un poco desapercibido y que merece la pena recordar de cuando en cuando. El revisionado de esta entretenida película de Hitchcock puede ser además la excusa perfecta.

Y ya sabes que si el color azul titanio te gusta y quieres repintar tu coche, en CertifiedFirst puedes hacerlo con la máxima calidad y garantía. Calcula además tu presupuesto on line en menos de 30 segundos: seguro que te sorprende.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *