¿Sabes cómo trabaja la carrocería de tu automóvil para protegerte?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Sabes cómo trabaja la carrocería de tu automóvil para protegerte?

La carrocería es uno de los factores que más nos enamora de un coche: su línea, sus detalles, la forma en la que se integran en ella… Pero la carrocería es mucho más: es responsable de gran parte de nuestra seguridad en carretera. ¿Quieres saber cómo?

Ya te hablamos de la estructura de deformación programada aquí; hoy veremos cómo trabajan las distintas zonas del vehículo por tu seguridad.

La carrocería de un automóvil está sometida a diversas fuerzas, ¡y de manera continua! De ahí que el “santo grial” de los fabricantes ahora sea buscar materiales que ofrezcan resistencia, a la vez que flexibilidad y ligereza.

El porqué de la ligereza está claro: cuanto menos pese el vehículo, menos consumirá. Ahora piensa en todas esas fuerzas a las que está sometida la carrocería pero que no deben deformarla:  frenazos, acelerones, calzadas inrregulares, baches, badenes… Por eso, necesitamos que la carrocería sea resistente.

Ahora bien, hay dos zonas que están preparadas para ser flexibles, es decir, para deformarse, para arrugarse en caso de que se produzca un golpe: son la parte trasera y delantera del vehículo. De esta forma, en caso de impacto absorben las energías y fuerzas generadas por el golpe mientras, por el contrario, el habitáculo es lo más rígido posible para mantener un espacio de protección para los ocupantes del coche.

Por eso es importante revisar y reparar los golpes de chapa. Aunque te parezcan sólo daños estéticos, cuando hablamos de carrocería todo está pensado y medido no sólo para que presumas de coche, ¡también para que circules seguro!

Si tienes algún contratiempo en la carrocería de tu automóvil, no lo dudes: localiza tu taller CertifiedFirst más cercano en nuestro buscador.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>