¿Sabes cómo se recicla la carrocería de un vehículo?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Sabes cómo se recicla la carrocería de un vehículo?

Hoy en día prácticamente la totalidad de los materiales de un vehículo son susceptibles de ser utilizados de nuevo gracias al reciclaje. Y la parte más voluminosa, la carrocería, no iba a ser menos.

¿De qué se compone un coche?

Los materiales más importantes son chapa (un 39% aproximadamente), forja (13%), fundición (13%) y plástico (8,5%), aunque no deben olvidarse los componentes mecánicos y eléctricos, la presencia cada vez más habitual de aluminio, el vidrio, neumáticos (caucho), tejidos, celusosa… Como podemos ver, son muchos los elementos que se unen para dar a nuestro vehículo las funcionalidades necesarias y su atractivo exterior. Por suerte, casi todos los materiales son reciclables; para empezar, nada menos que el 75% del peso de un automóvil se debe a metales que son reutilizables como chatarra.

La importancia de separar… Residuos peligrosos frente a residuos no peligrosos

Tradicionalmente no había una gran concienciación sobre el impacto de los automóviles sobre el medio ambiente. El impacto se produce desde antes que nos pongamos en carretera… pero continúa una vez hemos dado de baja el coche. Incluso cuando llevamos el coche a un taller hay que tener en cuenta que cumpla la normativa de gestión de residuos.

Los residuos provenientes de un coche se suelen clasificar en peligrosos y no peligrosos, aunque partimos de la base de que cualquier residuo abandonado por ahí es peligroso, aunque no esté catalogado como tal. ¡Máxima prudencia al respecto!

Los residuos peligrosos son componentes como las baterías, el filtro de aceite, los líquidos y el combustible, los gases…

Los residuos no peligrosos son componentes como las piezas mecánicas, los neumáticos (siempre que no se quemen), fibras, plásticos, cristales…

¿Qué se aprovecha de los coches?

La chapa, lo más aprovechado.

Así es, lo que “envuelve” al coche es lo que más se aprovecha para fundiciones: chapa, acero y metales presentes (aluminio, cobre etc.). Se recicla hasta el 75%, aunque se espera que se pueda aprovechar aún más.

Los neumáticos son uno de los componentes que más aplicaciones pueden tener. O bien se pueden recauchutar o se puede granular el caucho y utilizarlo como recubrimiento de suelos de parques infantiles o zonas deportivas. A pesar de ello, parece que sólo se aprovecha en un 4%.

Los distintos tipos de cristales se procesan para fabricar botellas o fibras, aunque sólo se recicla un 3,5%. Las piezas mecánicas pueden revenderse, pero este es un tema aparte.

Eso sí, mientras le llega la hora a tu coche, ¡su carrocería no tiene por qué tener aspecto de vehículo de desguace! Líbrate de esos golpes, rayones e imperfecciones de la pintura en tu red de expertos en chapa y pintura CertifiedFirst. Y por menos de lo que piensas. Descúbrelo con nuestra calculadora virtual de presupuestos para pintar el coche.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *