¿Qué separa a un Jeep del arte? ¡Una helada!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Qué separa a un Jeep del arte? ¡Una helada!

¿Cuántas veces oímos que hay coches que dejan huella? Pues el protagonista de hoy vaya si la ha dejado. Pero no la de sus neumáticos, sino la de una de sus defensas… ¡convertidas de forma casual en escultura de hielo!

¿Qué separa a un Jeep del arte? ¡Una helada!

La anécdota tuvo lugar en Carolina del Norte donde parece que están pasando algo de frío. Según varios testigos del hecho, el conductor del Jeep encendió el motor para calentar un poco el coche antes de abandonar el aparcamiento en el que se encontraba… y al marcharse dejó este pequeño recuerdo. ¡Una carrocería que ha dejado huella, desde luego!

Si la carrocería de tu coche tiene que dejar huella, que sea por su bonito color. ¡Por su brillo! ¡Nunca por arañazos y abolladuras! Localiza tu taller de la red CertifiedFirst más cercano y consigue que tu coche deje una bonita huella. ¡Te esperamos!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Un pensamiento en “¿Qué separa a un Jeep del arte? ¡Una helada!”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *