¿Cómo es la carrocería de un coche que vuela?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Cómo es la carrocería de un coche que vuela?

25 años y 3 prototipos después, el coche volador, el AeroMobil, se hace realidad. Tanto que incluso se comenta que podría comercializarse en algo menos de dos años: en 2017. ¿Quieres saber cómo es la carrocería de un coche que se eleva sobre el aire? Te lo contamos.

Carrocería de altos vuelos

Detrás del diseño de este prototipo hay un equipo liderado por Stefan Klein, ingeniero aeronáutico que ha pasado por empresas de la talla de Audi, BMW y Volkswagen.

El concepto del AeroMobil ha evolucionado desde el primer prototipo, más parecido a un avión, a este AeroMobil 3.0, que tiene en carretera la apariencia de un coche deportivo hasta que llega a un aeródromo y puede desplegar sus alas de carbono.

La estructura del vehículo está fabricada a partir acero y cuenta con paredes de carbono, mientras que las alas plegables son de fibra de carbono. Para el prototipo se ha elegido un trabajo de pintura muy dinámico y elegante a partir del color blanco y azul metalizado.

¿Cómo es la carrocería de un coche que vuela?

Sus medidas también impresionan. El Aeromobil mide seis metros de largo. La envergadura de las alas es de 8,32 metros y para desplegarlas y alzar el vuelo el vehículo necesita menos de 150 metros de recorrido y una velocidad mínima de 130 km/h. Para ello cuenta con un motor de 1.000 centímetros cúbicos… pero que utiliza gasolina estándar.

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡No! ¡Es un coche!

Los acabados y el diseño han sido trabajados y mejorados de forma que en carretera el AeroMobil parece un coche, pero en el aire nadie diría que no es un biplaza normal y corriente. Tiene una autonomía de vuelo de 700 km, pero la experiencia sólo puede ser disfrutada por dos pasajeros. Eso sí, el conductor-piloto puede relajarse ya que el AeroMobil dispone de piloto automático y, por razones de seguridad, de un complejo sistema de paracaídas.

¿Quieres conducir este vehículo? Tendrás que empezar por sacarte la licencia de piloto. Y contar con no menos de 70.000 euros, y puede que más. Y es que los detalles “prácticos” aún no están aclarados respecto a por dónde podrá circular y dónde podrá realizar despegues; si se necesitará alguna licencia especial (además del permiso para pilotar)… Aun así, seguro que ya hay muchos automovilistas interesados en ponerse a los mandos del AeroMobil. 2 años más de espera no parecen mucho, si se comparan con los más de 4 lustros que ha llevado su desarrollo. ¡Paciencia!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *