3 buenas prácticas para conseguir que tu coche parezca nuevo más tiempo

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

3 buenas prácticas infalibles para que tu coche parezca nuevo

Admítelo: los días grises y oscuros están a punto de dejarnos para dar paso a la soleada primavera. ¿Superará la carrocería de tu automóvil esta luminosa prueba del algodón?

Hay tres razones habituales por las que un automovilista se puede plantear someter a un trabajo de chapa y pintura a su coche:

  • que haya tenido algún golpe de chapa
  • que la belleza original de la pintura haya desparecido debido a arañazos, pequeños roces, decoloraciones, corrosiós…
  • porque, sencillamente, quiera cambiar la imagen de su coche renovando el color de la pintura o cambiándolo por completo.

Todos sabemos de la importancia que tiene la imagen de nuestro vehículo, que en realidad proyecta al exterior parte de nuestra propia imagen.

Por eso, tanto si te planteas cambiar el color de tu coche como si piensas renovar su maltrecha carrocería después de un golpe, o has decidido decir adiós a los arañazos y abolladuras de tu coche ten en cuenta estos tres sencillos hábitos que harán que en esta nueva etapa de tu coche su pintura brille durante más tiempo.

El lavado es la clave del éxito

Pero no un lavado cualquiera. Es muy importante huir de los autolavados con cepillos que pueden arañar la pintura. También es vital mentalizarse de que para lavar el coche no podemos utilizar el jabón del lavaplatos -por exagerar, o no, un poco-: utiliza siempre un champú específico y abundante agua (nunca frotes la carrocería en seco, ya que el polvo podría arañarla). A la hora de secar el coche es fundamental no dejar que se encargue el Sol (produce decoloración) y utilizar una gamuza suave para que no queden marcadas las gotitas de agua.

¿Quieres un consejo extra? Procura lavar el coche una vez por semana y parecerá que lo acabas de estrenar por más tiempo.

Aplica cera una o dos veces al año

Sí, el “dar cera, pulir cera” protege la pintura de tu coche de las múltiples agresiones externas a las que está sometida y alarga su vida.

Protege la carrocería del sol

El sol es un elemento que ataca la pintura de manera silenciosa, atacando su brillo y haciendo que el color pierda intensidad. Evítalo recurriendo, si puedes, a un garaje, a una buena sombra o incluso a una funda para protegelo de los rayos solares.

Estas tres buenas prácticas, si eres constante, te ayudarán a mantener la belleza de la pintura. Si aún estás en la fase anterior, y lo que necesitas es un trabajo de chapa y pintura profesional, acude a CertifiedFirst, tu red de expertos en la materia. Te costará menos de lo que piensas…¡Y a presumir de coche!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *