¿Y si la batería del coche… estuviese en la carrocería? (II)

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Y si la batería del coche… estuviese en la carrocería? (II)

Hace poco te hablábamos una investigación que perseguía implementar baterías en la propia carrocería. Aún sin saber el futuro de esta propuesta, ni si llegaremos a ver sus frutos en las carreteras, lo que si comprobamos es que carrocería se presenta, una vez más, como un elemento de gran importancia en la innovación en el mundo del automóvil. Y es que, como siempre decimos, la carrocería es algo más que una cuestión de estética.

Ahora hemos conocido con un poco más detalle cuál es la idea del equipo investigador (de ello te hablamos hace algunas semanas aquí): desarrollar unos  supercondensadores. Estos supercondensadores consistirían en una película muy fina (y por tanto con muy poco peso) pero con una alta densidad de potencia.

Los supercondensadores funcionarían ofreciedno un “extra” de energía al vehículo eléctrico en los momentos que más energía necesita, como por ejemplo, durante la aceleración.

¿Cuál es el secreto de los supercondensadores?

Vamos a ser claros. Estos supercondensadores no sustituirán a las baterías de los coches eléctricos, sino que trabajarán junto a ellas, almacenando energía en la carrocería del coche gracias a la película que comentábamos antes y que se incrustaría en los paneles de la misma (puertas, techo, capó…). De este modo, «turbocargaría» la batería cuando fuese necesario. ¡Y en apenas unos minutos!

Esto se consigue gracias a que los supercondensadores son capaces de recargarse mucho más rápido, y pueden además liberar mucha más energía en menos tiempo. Su carga máxima es limitada, pero no supone un problema ya que dan y reciben la energía con mucha rapidez. No está mal, ¿verdad?

Eso sí, no se espera ver un coche con esta tecnología en la calle hasta al menos dentro de cinco años. De hecho, la realidad es que la ambición del proyecto es aún mayor: conseguir que toda la energía del coche eléctrico esté en la carrocería. De esta forma se liberaría peso (las baterías del coche eléctrico pesan mucho) y se conseguiría más autonomía para el vehículo.

Parece una solución interesante, ¿pero cambiaría la forma de pintar los coches y de cuidar la pintura de los automóviles? ¡Tendremos que esperar para verlo! Mientras tanto, si necesitas reparar la pintura de tu coche con toda garantía tienes cerca un taller CertifiedFirst, tu red de expertos en chapa y pintura. Comprúebalo aquí.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *