El carrocero que bautizó un Ferrari: Sergio Scaglietti

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

ferrari-612-scaglietti

Italia es símbolo de buen gusto y diseño exquisito. Cuna de muchos diseñadores… y carroceross. Como Sergio Scaglietti, cuyo nombre ha estado unido desde sus inicios a una de las marcas que más suspiros levanta: Ferrari.

Scaglietti comenzó a la temprana edad de 13 años como aprendiz en un taller de Módena. Su espíritu inquieto y emprendedor pronto emergería. Y es que con tan sólo 17 años, junto con su hermano mayor y algunos compañeros de trabajo, fundó su propio negocio. Su nueva aventura estaba localizada muy cerca de donde se encuentra la fábrica de Ferrari y el inolvidable Enzo y él comenzaron una relación de trabajo y respeto que duraría prácticamente toda su vida.

El carrocero que bautizó un Ferrari: Sergio Scaglietti

La famosa Carrozzeria Scaglietti

En 1951 Scaglietti fundó su empresa de diseño y carrocería Carrozzeria Scaglietti, que pertenece a Ferrari desde los años 70. En la década de los 50, muchos modelos de competición de Ferrari fueron concebidos, diseñados y fabricados por Scaglietti… algunos realmente míticos:

1954 – Ferrari 250 Monza

El carrocero que bautizó un Ferrari: Sergio Scaglietti

1955 – Ferrari 410 Sport

1955-Ferrari-410-Sport

1955 – Ferrari 500 Mondial Series II

1955 Ferrari 500 Mondial Series II

1956 – Ferrari 290 MM

El carrocero que bautizó un Ferrari: Sergio Scaglietti

1956 – Ferrari 860 Monza

El carrocero que bautizó un Ferrari: Sergio Scaglietti

1958 – 250 Testa Rossa

El carrocero que bautizó un Ferrari: Sergio Scaglietti

El Ferrari 612 Scaglietti

Scaglietti empezó realizando reparaciones y acabó por “colar” su apellido en el nombre de uno de estos prestigiosos automóviles. Y es que, ¿Qué mejor homenaje para un maestro carrocero que ver su apellido en un flamante Ferrari? El Ferrari 612 Scaglietti conmemora precisamente toda una vida de estrecha colaboración. El diseño es de otro nombre propio italiano: Pininfarina,  pero este impresionante deportivo fue carrozado, como no podía ser de otra manera, por  Carrozzeria Scaglietti.

El carrocero que bautizó un Ferrari: Sergio Scaglietti

Aunque para entonces (el 612 inició su producción en 2004) Scaglietti ya se había retirado (en los años ochenta, concretamente), en Ferrari se le siguió y sigue considerando como el “maestro del aluminio”, el carrocero que guardaba sus ideas en la cabeza y las plasmaba con ayuda del martillo, sin recurrir a bocetos o  planos. Un auténtico escultor de coches.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>