¿Sabes cómo se calcula la prima de tu seguro de automóvil?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Calcular el seguro del coche

Alguna vez te habrás preguntado qué elementos tienen en cuenta las compañías de seguros a la hora de calcular la prima que pagas anualmente por asegurar tu automóvil.

Empecemos por ti, el conductor. O por los conductores que van a conducir el vehículo que vas a asegurar. Tus -vuestras- circunstancias influyen, y mucho, en la prima. No es lo mismo que tengas años de experiencia al volante que acabes de obtener la licencia de conducir. Tampoco que tengas 20 años o 45. Y mucho menos tu historial de partes y accidentes: mejor si no los has tenido. El estado civil, también es un condicionante, así como el uso al que se va a destinar el automóvil.

Tu coche

Evidentemente, es uno de los factores clave: el vehículo que quieres asegurar. Por regla general, has de tener en cuenta que el seguro será más caro cuanto más nuevo sea el vehículo. Su precio, peso y potencia también suman: cuanto más elevados sean, más contribuirán a la prima resultante. ¿Y el color? Eso que lo contamos aquí.

Si tu coche es muy potente, la cobertura de responsabilidad civil a abonar también lo será. Si es un capricho caro -un automóvil de precio elevado- la cobertura de daños propios, lógicamente, crecerá.

¿Por dónde sueles conducir?

Porque también influye. Un mismo coche, en manos de un mismo tipo de conductor, puede tener asociada una prima más elevada en función de la provincia en la que residas. La zona por la que conduces cuenta: para tu seguro no será lo mismo hacerlo por una zona urbana, muy densa y congestionada, que en un entorno rural, con una orografía amable y con una baja densidad de tráfico.

Recuerda: el tipo y trazado de las vías que transitarás con más frecuencia, la densidad de la circulación o el clima -influye en los accidentes-, serán importantes de cara al cálculo.

Seguro de cocheAnálisis de la siniestralidad

Pero el listado de factores no estaría completo sin tener en cuenta la siniestralidad. Las compañías analizan el número de accidentes de los últimos años y el montante al que ascienden para tratar de predecir cúal será el comportamiento futuro. De este modo, si los datos de siniestralidad van a la baja, es más probable que el precio del seguro baje. De lo contrario… lo contrario, pues las compañías tienen en cuenta cuánto creen que les costará cubrir los eventuales riesgos asegurados.

En cualquier caso, a estos factores habrá que añadir los propios de gestión de la aseguradora y los derivados de su política comercial.

Sea cual sea tu compañía de seguros, que tu taller de chapa y pintura sea un CertifiedFirst. Encuentra el tuyo.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *