Se cumplen 100 años del primer automóvil fabricado por la barcelonesa Elizalde

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

El pasado miércoles 16 abril se cumplieron 100 años desde que el primer automóvil de fabricación nacional, un tipo 11 de la firma barcelonesa «Biada, Elizalde y Compañía», más conocida como Elizalde, comenzó a circular por nuestras carreteras. O más bien un prototipo, pues sirvió de base para el primer modelo fabricado en serie por la misma, el Elizalde 20.

Lo cierto es que fue todo un reto para la compañía, hasta el momento dedicada a la fabricación de recambios para motores, carburadores, amortiguadores o radiadores, que de este modo demostraba que también era capaz de fabricar íntegramente un coche (llegó incluso a producir motores para avión). De este modo, daba comienzo en Barcelona la singladura de una de las firmas míticas de la historia del automóvil junto con Hispano-Suiza, antes incluso del nacimiento de la propia SEAT.

ELizalde 20

La Fundación Elizalde ofrece información sobre los distintos modelos producidos por la compañía en su web.

13 horas de viaje

Para probar el vehículo, el Elizalde 20 hizo un gran viaje desde Barcelona a Madrid, pasando por Zaragoza y Guadalajara, en un total de trece horas. Una hazaña recogida por la prensa en la que se elogiaba a este automóvil, todo un prodigio tecnológico en el momento dotado de “cuatro cilindros monobloc 75 por 130, magneto alta tensión, engrase por presión, refrigeración por radiador colmena, ventilador y bomba de circulación de agua muy inteligentemente dispuestos; cuatro velocidades y retroceso, frenos muy bien entendidos de mano a las ruedas traseras y de pedal al diferencial; transmisión por cardan, dirección irreversible por sector y tornillo sin fin”, publicaba ABC.

Carrocería al gusto del cliente

Desde 1914 a 1927, «Biada, Elizalde y Compañía» produjo automóviles, motores y chasis, mientras que los afortunados que podían permitirse uno de estos caprichos podían encargar la carrocería en talleres como Forcada, Fiol, Roquet, Capella, Mateo Marrugat y J. Molist. Y es que hasta 1926 Elizalde no dispuso de su propio taller de carrocerías.  ¿Imaginas que hoy, cuando vas a comprar un coche, pudieras elegir una carrocería a tu medida? Pues hace casi 100 años la firma barcelones ya ofrecía esta posibilidad.

Lo cierto es que las carrocerías de los Elizalde, muy del gusto de la época, son auténticas obras de arte. ¿Las recordamos en este documento que recoge la visita de Alfonso XIII a la fábrica?

Si quieres conocer más en profundidad la historia de Elizalde, no te pierdas la web de la Fundación Elizalde.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *