Recomendaciones para cuidar el aspecto exterior de tu coche

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Si no cuidas tu coche adecuadamente, ni la mejor de las pinturas, ni el acabado más espectacular, mantendrán su esplendor para siempre. ¡Que tu coche no pierda color! Protégelo de contaminantes industriales, de las pequeñas agresiones del tráfico o de los fenómenos naturales que no le hacen ningún bien. Te dejamos algunos consejos para ayudarte a mantener la pintura del coche en buenas condiciones más tiempo.

Si necesitas un taller, que sea CertifiedFirst.

Lo primero: lava a menudo tu coche, porque el polvo, además de afear su aspecto, puede contribuir a rayar la pintura y a estropear la chapa. Sobre todo en aquellas zonas más húmedas.

Lavarlo sí, pero no a mano. Porque si lavas el coche a mano normalmente usarás una cantidad de agua insuficiente que contribuirá, junto a la suciedad acumulada en la carrocería, a formar una pasta especialmente agresiva con la superficie del coche que facilita la aparición de araázos ¡No le hagas eso a la pintura!

Pero el lavado automático en ocasiones también puede resultar agresivo para tu automóvil. Las estaciones de lavado que utilizan cerdas de plástico no son lo más recomendable para la pintura del coche, tal y como asegura una conocida asociación consumerista. Por ello, es preferible elegir estaciones de lavado dotadas de chorro de agua a presión.

Si pintas un coche, en tu taller CertifiedFirstCuando limpies el coche, eso sí, recuerda utilizar productos específicos, de confianza, y adecuados para cada tipo de superficie. Por otra parte, no está de más revisar las juntas de puertas y ventanillas para evitar posibles entradas de agua.

Pero hay otros agentes externos que pueden arruinar el aspecto de nuestro coche. Por ejemplo, la sal que puede acumularse en las carreteras para combatir la acumulación de nieve es extremadamente perjudicial para el automóvil. Si has circulado por carreteras después de que hayan echado sal, limpia rápido la carrocería de tu coche. Los bajos del automóvil son las partes más sensibles.

Si la carretera por la que circulas está en obras, deberás de extremar la precaución para evitar sobresaltos, pero también mantener una adecuada distancia de seguridad frente al automóvil que circula delante para evitar la proyección de materiales hacia la carrocería de tu automóvil. Recuerda, también, que el alquitrán sale muy mal de la carrocería. Y no queda muy estético.

Si conduces un 4×4, y sales de la carretera convencional, recuerda limpiar los restos de barro del coche para evitar la oxidación.

Y como no, recordarte que el Sol, que tanto nos suele gustar, no es buen amigo de la pintura y la tapicería de tu coche. Además de ser perjudicial para tu carrocería, puede contribuir a dilatar -y cuartear- el salpicadero de tu coche y provocar desajustes en determinadas piezas.

Y por último, claro está, si necesitas un verdadero especialista en chapa y pintura para devolver la carrocería de tu coche a su estado original, ya sabes, elige un taller de la Red CertifiedFirst. Encuentra el tuyo con nuestro buscador de talleres.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>