Las multas más curiosas: por llevar el coche demasiado sucio… ¡o demasiado limpio!

Las multas más curiosas: por llevar el coche demasiado sucio… ¡o demasiado limpio!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Contrariamente a lo que pueda pensarse, la limpieza del coche no es una simple extensión de la higiene personal. Sí, hay a quien le gusta llevar el coche limpio y reluciente en todo momento. Ese tipo de automovilista que sufre con cada gota de lluvia, y no digamos ya con las salpicaduras de barro, granizos, toquecitos y, en fin, todo ese universo de pequeños “desastres” que puede atacar a su amado coche. En el extremo contrario nos encontramos automovilistas más descuidados, que dejan pasar meses sin lavar la pintura del coche y que tienden a acumular papeles, envoltorios y a saber qué más en el interior del habitáculo.

Como expertos en chapa y pintura, como profesionales de la carrocería, como es lógico, nos sentimos mucho más cerca de ese primer tipo de automovilista, el que tiene siempre a mano útiles de limpieza en el coche, “por si acaso”.

Pero lo cierto es que ambos, tanto el más limpio y cuidadoso, como el más descuidado pueden ser objetos de sorprendentes multas.

¿Me pueden multar por tener el coche sucio?

Aunque tener el coche sucio pueda ser de mal gusto, no van a multar a ningún automovilista simplemente por “tener” el coche sucio. Ahora bien, si un vehículo está en circulación y el grado de suciedad es elevado, un agente de tráfico SÍ podría poner una multa bajo distintos argumentos. Por ejemplo:

  • La suciedad es tal que impide que se vean y lean sin problemas las matrículas del coche, tal como te contamos aquí
  • La suciedad puede comprometer la visibilidad del conductor, provocando situaciones de peligro. Si la luna o los espejos están muy sucios el automovilista podría no estar percibiendo toda la información necesaria y eso es un riesgo.
  • Las lámparas de los faros están tan sucias que el alumbrado del coche es deficiente.

Tengamos en cuenta que el código de circulación hay “huecos” que los agentes pueden interpretar.

Del mismo modo que un agente puede considerar que un automovilista está “distraído” porque va fumando y quizás otro no le daría tanta importancia.

Lo que está claro es que cuando estamos en carretera, al igual que la mecánica del coche debe estar en buen estado, hay que cuidar la visibilidad y, en ese sentido, la limpieza es importante, especialmente en espejos, cristales, faros etc.

Vale, entiendo que podrían llegar a multarme por tener el coche muy sucio. ¿Pero también me pueden multar por tener el coche demasiado limpio? ¿Cómo es eso?

¿Un coche demasiado limpio? ¿Existe eso? Quizás en los anuncios de la televisión, en los expositores de los concesionarios, pero ¿en la vida real?

Bueno, la mayoría de automovilistas sueña con que la pintura y cromados de su coche brillan, relucen…

Pero, ¿qué ocurre si de verdad el coche brilla y reluce? ¿Si la pintura produce destellos… y esos destellos son susceptibles de deslumbrar a otros conductores?

Puede parecer una situación exagerada, pero lo cierto es que a través de la prensa se han conocido casos en los que sí, un automovilista fue multado por culpa de los supuestos destellos de su inmaculado coche.

Del mismo modo que está regulado el alumbrado para no ocasionar situaciones de peligro en carretera, especialmente de noche, si la apariencia del coche es capaz de producir deslumbramiento en otros automovilistas nos podrían multar.

En todo caso, nos quedamos con la opción de coche demasiado limpio, ¿y tú?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>