Consejos para proteger la pintura del coche cuando circulas por una carretera en obras

Consejos para proteger la pintura del coche cuando circulas por una carretera en obras

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Circulas por carretera. Nada excepcional. En el equipo de música suenan canciones que te ponen de buen humor. Todo perfecto. Hasta que, de pronto, empiezas a ver señales que indican que estás a punto de pasar por una zona en obras. ¡Mala suerte!

Quizás haya un carril cortado y un operario que va dando paso alternativo a los vehículos que vienen de ambos sentidos. Probablemente máquinas, obreros, ruido polvo. ¿Va a salir la pintura de tu coche bien parada?

Las obras en carretera son necesarias. El desgaste producido por la rodada de miles o cientos de miles de vehículos al día acaba ofreciendo un inseguro espectáculo de baches. Y hay que arreglarlo.

El problema es que, por más que se intente evitar molestias a los automovilistas, a veces es imposible.

Y ese momento, ese punto de conexión entre el asfalto, fresco, caliente, húmedo, y la pintura del coche es sumamente peligroso.

No es ningún secreto: las manchas de asfalto o alquitrán son realmente difíciles de eliminar.

Salpicaduras o gotas negras, profundas, dispuestas a quedarse como motas de suciedad en la superficie de la pintura del coche.

La limpieza de este tipo de manchas no siempre ofrece buenos resultados, salvo cuando se deja en manos de cuidadosos expertos en chapa y pintura.

Los productos capaces de ablandar y retirar estas manchas de asfalto o alquitrán suelen ser químicos muy agresivos que, junto con el asfalto, retiren o decoloren parte de la pintura. Y nadie quiere eso, ¿verdad? Además, las zonas más delicadas de la carrocería (piezas plásticas, cromados) se verán muy comprometidas.

Por lo tanto, una vez más, la mejor forma de proteger la pintura del coche en esas situaciones es prevenir.

Prevenir no pasando nunca por una zona en la que estén asfaltando la carretera (y esto no está 100% en nuestra mano). En el caso de tener que hacerlo, circular siempre a la velocidad mínima posible (para evitar que impacten con fuerza las posibles salpicaduras) y guardando la máxima distancia de seguridad con respecto al vehículo que circule delante de nosotros (para evitar que sea él quien nos salpique).

Prevenir manteniendo la pintura del coche sana y protegida. Como siempre te recomendamos, tener la pintura del coche limpia, sana y encerada ayuda a minimizar el impacto de las agresiones externas que se vaya encontrando. Por ejemplo, en un coche que se suele encerar una o dos veces al año este tipo de suciedad (el asfalto) u otras (deposiciones de pájaros, resinas etc.) se adherirá menos que en un coche que no tiene esos cuidados.

¿Necesitas ayuda para rescatar la pintura de tu coche? ¿Estás pensando en reparar algún golpe o repintar alguna zona? ¿Te preguntas cuánto cuesta pintar el coche? Déjanos aquí tus datos: te llamamos y calculamos presupuesto orientativo antes de que pises el taller.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>