¿Cuál es el origen de las carrocerías con pintura bitono?

¿Cuál es el origen de las carrocerías con pintura bitono?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Te gustan los coches con pintura bitono? Hay algunos modelos que han popularizado mucho el juego entre dos colores. Y es que el uso de dos colores da mucho juego, valga la redundancia. Lo más habitual es apostar por un color distinto en el techo del coche y pequeños toques de color en detalles, como los espejos o incluso en el interior del vehículo.

La personalización del coche ha traído de vuelta las carrocerías bitono

Con las pinturas bitono todos parecen ganar: automovilistas, diseñadores, pintores… Y es que la fuerte demanda de personalización del coche tiene mucho que ver con que cada vez más marcas y modelos ofrezcan esta opción, por un plus económico. Así, el automovilista puede presumir de un vehículo casi único y participa en cierto modo en el proceso de diseño, al aportar su visión de qué colores quiere combinar en la carrocería.

Por otro lado, para los diseñadores automotrices jugar con varios colores en la pintura del coche les permite moldear y contornear el vehículo a su gusto, haciendo malabares con los volúmenes.

¿Pero de dónde viene la idea de las carrocerías bitono? ¿Es una moda reciente o lleva tiempo entre nosotros?

Si estás pensando que una pintura bitono en un coche tiene un cierto aire vintage, no estás equivocado. En la década de los 20 y los 30 del siglo pasado se vivió un momento muy especial en el que los fabricantes buscaban a maestros carroceros. Con sus nombres y apellidos. El trabajo era artesano y los carroceros tenían sus estilos. Por otro lado, el cliente participaba activamente en el proceso. Y una carrocería con dos colores venía a reflejar una realidad no muy distinta de la de hoy en día

  • El automovilista quiere personalizar su coche
  • El automovilista está dispuesto a pagar un poco más por personalizar su coche

Y es la carrocería bitono no es, como seguramente sabrás, la opción más asequible. De hecho, en los vehículos de lujo y premium la pintura bitono jamás se ha abandonado, mientras que en el mercado corriente ha tenido sus idas y venidas. Los años 60, en pleno apogeo del automóvil, también pudimos verlas.

La fuerza con la que a advertimos en la actualidad tiene mucho que ver con un utilitario cuyo nombre evoca al pasado, pero que renació a principios del nuevo siglo apostando fuerte por hacer un guiño a las marcas premium.

mini-versus-mini

Hablamos de Mini, que tuvo en 2001 la genial idea de rescatar del baúl de los recuerdos su techo en color blanco. Desde entonces ha sido una de sus características más señaladas y ha creado tendencia. Desde entonces, cada vez vemos más carrocerías bitonos, especialmente juegos en los que el techo es de un color diferente al del resto de la carrocería. ¿Ejemplos? Citröen DS o Fiat 500, entre otros.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>