Los colores también son cosa del asfalto: códigos de color de la DGT según el estado de la carretera por la nieve

Los colores también son cosa del asfalto: códigos de color de la DGT según el estado de la carretera por la nieve

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Los códigos de colores han sido históricamente utilizados para establecer categorías, clasificaciones etc.. Rojo, parar. Ámbar, precaución. Verde, pasar. ¿Te suena? Es el funcionamiento universal de los semáforos. Otro ejemplo: ¿verdad que señalamos los errores en rojo y los aciertos en verde? Los niveles de alerta también se suelen comunicar con la ayuda de colores: alerta roja, alerta amarilla…

Precisamente, la DGT también utiliza colores para ayudarse en la tarea de comunicar el estado de la carretera a los automovilistas. Cada color nos avisa de un nivel distinto de riesgo y, si el automovilista está bien informado, puede optar por elegir otra ruta, retrasar su viaje o, simplemente, preparar el coche para la nieve, incluyendo mantas, otro cargador, bebidas y comida energética, cadenas o neumáticos de invierno…

Para ello, la DGT emite boletines informativos mediante los medios de comunicación y paneles informativos en autopistas y autovías.

¿Conoces los códigos de color para el estado de las carreteras en función de nieve?

Los colores también son cosa del asfalto: códigos de color de la DGT según el estado de la carretera por la nieve

Nivel blanco. Carretera en normalidad, en la que no existe ningún riesgo ni limitación especial, más allá del código de circulación.

Nivel verde. Es el nivel más bajo de peligro, que se activa cuando empieza a nevar y no hay grandes afecciones al tráfico pero se quiere alertar a los automovilistas para que lo tengan en cuenta y adecúen su conducción. Por ejemplo, con nivel verde la velocidad máxima en autopista y autovía pasa a ser de 100km/h y de 80km/h en carretera convencional. Además, se recomienda evitar desde ese momento los puertos de montaña.

Nivel amarillo. Cuando se activa el nivel amarillo, el asfalto de la carretera ya estará parcialmente cubierto por la nieve y/o el hielo y como medida de protección hay ciertas limitaciones. Por ejemplo, los camiones y vehículos articulados no podrán circular y se reduce la velocidad máxima para turismos y autobuses a 60km/h.

Nivel rojo. La carretera está cubierta de nieve, lo que la DGT entiende como una situación de peligro que incorpora medidas especiales: los autobuses no podrán circular y los turismos deberán hacerlo con cadenas o neumáticos de invierno y a una velocidad máxima de 30km/h.

Nivel negro. Se activa cuando se ha producido una acumulación importante de nieve y hielo en el asfalto y la conducción es extremadamente peligrosa ya que quedarse aislado o inmovilizado son posibilidades reales. La circulación queda prohibida para todo tipo de vehículos y aquellos que se hayan quedado atrapados deben permanecer en el carril derecho, con el motor encendido y sin salir del coche.

Para conducir con seguridad es importante informarse sobre el estado de las carreteras y conducir en función de la situación.

Una vez llegues a destino sano y salvo, recuerda que la sal que se vierte en la carretera cuando nieva es muy agresiva para la carrocería del coche y algunos componentes y es aconsejable realizar una profunda limpieza al vehículo.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>