Por qué deberías evitar aparcar debajo de árboles (siempre que puedas)

Por qué deberías evitar aparcar debajo de árboles (siempre que puedas)

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Las zonas arboladas se convierten en auténticos pulmones de la ciudad. Anchas avenidas, parques y muchas calles de pueblos y ciudades cuentan con distintos tipos de árboles que oxigenan el aire y convierten el gris asfalto y el frío ladrillo en algo más amable para las personas.

Sin embargo, los árboles, con sus estirados troncos, sus hojas verdes, sus flores (cuando las tienen), sus pequeños habitantes… los árboles pueden ser un enemigo silencioso de la pintura del coche.

Un enemigo discreto pero temible que puede causar estragos en la pintura del vehículo con el tiempo.

No, no exageramos. Realmente algunas de las agresiones más duras que puede sufrir la pintura de tu coche tienen alguna relación con los árboles.

La resina o la savia de los árboles pueden dañar la pintura del coche.

La resina es una sustancia que producen muchos árboles como protección frente a insectos y otros organismos. Esta sustancia es muy apreciada en entornos industriales y está presente a menudo en la producción de barnices y adhesivos, por ejemplo.

Pero encontrar resina sobre la pintura del coche suele ser un dolor de cabeza para los automovilistas. No es soluble al agua por lo que su limpieza no suele ser sencilla. Hay trucos caseros, como ablandarla con un poco de aceite de oliva, pero siempre es recomendable utilizar productos específicos y en el mercado existen sprays y limpiadores pensados para eliminar resina de la pintura del coche.

Las deposiciones y suciedad proveniente de los pájaros pueden estropear la pintura del coche.

¿Qué no hemos dicho sobre las deposiciones de los pájaros? Hemos hablado a menudo de este tema en el blog. Los pájaros suelen anidar en árboles y la presencia de multitud de pájaros (decenas de pájaros) encima de tu coche, en las ramas de uno o varios árboles, puede convertirse en una auténtica bomba. ¿Sabes que hacen los pajaritos, todos a la vez, justo antes de irse a dormir? Más vale que tu vehículo no esté debajo… Si se produce el desastre, aquí tienes algunos consejos.

Las hojas y flores caídas de los árboles pueden perjudicar la apariencia de la pintura del coche.

Cuando se acumulan sobre la carrocería las hojas secas en otoño o flores y polen en primavera, la salud de la pintura se ve comprometida.

En todos los casos, cuanto más tiempo pase la pintura en esas condiciones, sometida a la acción de la resina, la caca de pájaro o las hojas o flores, mayor será el daño.

La solución pasa por intentar no aparcar debajo de los árboles. SI no hay más remedio, hay que retirar el coche de ahí lo antes posible y someterlo a buen lavado.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>