Por qué no deberías dejar que tu coche se seque al sol después de lavarlo

Por qué no deberías dejar que tu coche se seque al sol después de lavarlo

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Alguna vez te ha pasado que después de lavar el coche se han quedado como pequeñas manchas en la carrocería? ¿Quizás esas manchas parecen gotitas secas o algo similar? Quizás estás enfocando de manera incorrecta el secado el coche. Y es que un buen lavado y limpieza del vehículo puede verse arruinado si no te preocupas por el paso final: el secado.

Secar el coche es el broche de oro perfecto para la pintura tras el lavado

A todos nos encanta conducir un coche limpio y con brillo. Pero sabemos (y lo sabemos muy bien) que mantener la pintura limpia y en buen estado requiere un esfuerzo: limpiar con regularidad el coche.

Aunque el túnel de lavado incluye ‘de serie’ todas las fases para dejar el coche perfecto, los profesionales de chapa y pintura no solemos recomendar su uso debido a que los rodillos pueden ocasionar pequeñas abrasiones y microarañazos en la pintura del vehículo.

Por otro lado, los boxes preparados para lavado manual o lavar a mano tu coche en el garaje exigen que prestes mucha atención al secado del vehículo.

Pero, ¿qué puede ocurrir si después de lavar el coche simplemente lo dejamos secar al sol? ¿Tan grave es?

Primero, hay que tener en cuenta el factor agua. En general, tanto túneles de lavado como boxes con mangueras de alta presión utilizan agua a la que se le ha quitado la cal. Pero si lavas tu coche en tu garaje o jardín, con el agua ‘doméstica’ la cal si es algo que debes tener en cuenta.

En segundo lugar, el fantástico trabajo que hayas realizado al lavar la pintura del coche se esfumará si lo dejas secar al sol. Las gotitas de agua pueden quedar marcadas al evaporarse. Y, además, un pequeño soplo de aire y las partículas de polvo se posarán sobre las gotitas de agua… que quedarán aún peor al secarse al sol.

¿De qué sirve haber limpiado a conciencia la pintura del coche si luego ésta queda marcada por las gotas secas?

Por esta razón, no deberías dejar que tu coche se seque al sol.

Y tampoco deberías secarlo ‘en marcha’, ya que se adherirá a la superficie de la pintura aún más suciedad (más polvo, tierra e incluso grasa proveniente de la carretera).

Todos los automovilistas debemos interiorizar que secar el coche es parte de lavarlo.

La forma más adecuada de secar el coche es emplear dos paños de microfibra absorbentes. Uno, para la superficie de la pintura y otro para los cristales. El proceso se debe hacer con paciencia para evitar que se produzcan arañazos. Pero, sin duda, lo más importante es emplear un paño o gamuza de microfibra limpio, ya que el papel de cocina y otros trapos o toallas podrían producir microarañazos.

Gracias al secado tu coche quedará impecable. Será ese toque final perfecto. Ese ‘refinish’ que tu vehículo merece.

¿Pensando en repintar tu coche entero o alguna parte de la carrocería para solucionar esos daños e imperfecciones en la pintura? Te ayudamos. Y por menos de lo que piensas: echa un vistazo a la calculadora de presupuestos de pintar el coche de CertifiedFirst y compruébalo.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>