¿Un trabajo de pintura de más de 80.000 euros? La pintura más cara del mundo, probablemente

¿Un trabajo de pintura de más de 80.000 euros? La pintura más cara del mundo, probablemente

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Diferenciarse a través del color del vehículo está de moda. Son frecuentes las noticias en las que alguna celebrity o empresario de éxito hace distinguir su última adquisición automovilística (que suele ser algún exclusivo modelo) con un trabajo de pintura totalmente personalizado. Sí, son buenos tiempos para los amantes de la exclusividad, la personalización… y el color.

Recordemos el caso del empresario Michael Fux y el tono fucsia desarrollado por Rolls Royce para él. Pero hemos visto más ejemplos, como el caso de trabajo de pintura con diamantes, o el de pintura camaleónica.

Hoy nos fijamos en Porsche, y su color ‘Python Green’. Este tono podría ser uno de los colores de pintura automotriz más caros de todo el mundo.

¿Un trabajo de pintura de más de 80.000 euros? La pintura más cara del mundo, probablemente

Y es que el color ‘Python Green’ (verde pitón) es la pitón de las pinturas automotrices: con un precio que supera los 82.000 euros y que sólo se aplica a 5 unidades al año. Sí, sólo cinco coches pueden ser pintados con este tono cada año.

¿Cómo justifica Porsche semejante precio? En realidad, no es que una marca premium como Porsche tenga que justificar nada, pero sí puede explicar las razones por las que esta pintura es tan especial.

¿Un trabajo de pintura de más de 80.000 euros? La pintura más cara del mundo, probablemente

Lo cierto es que el proceso de pintado del coche con la pintura ‘Python Green’ es ya de por sí muy complejo. Porsche aplica 9 capas de pintura para conseguir este tono, empleando imanes para alinear las escamas metálicas después de cada capa. Pero el pintado no acaba con esas 9 capas: después se aplican 3 capas más de barniz transparente.

¿Un trabajo de pintura de más de 80.000 euros? La pintura más cara del mundo, probablemente

Por otro lado, el desarrollo de esta pintura automotriz también ha sido complicado. La pintura emplea pigmentos Chromaflair, lo que la convierte en una pintura iridiscente, es decir, una pintura cuya tonalidad cambia en función de cómo incide la luz sobre la carrocería.

Sin duda un color al alcance de muy pocos.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>