¿Te acuerdas del popular R-5 Turbo? ¿Sabías que su pequeña carrocería también triunfó en Estados Unidos?

¿Te acuerdas del popular R-5 Turbo? ¿Sabías que su pequeña carrocería también triunfó en Estados Unidos?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Hay algunos coches que todos recordamos con una sonrisa en la boca e incluso un deje de nostalgia. El Renault 5, o R5, como se le llamaba de modo coloquial en la calle, es uno de ellos.

Nacido en Francia, de la mano de Michel Boué, el Renault 5 era la propuesta de Renault de coche utilitario, pequeño y sencillo. Una moda que allá por los años 70 estaba en pleno apogeo, tras el lanzamiento del Mini.

Cuenta la leyenda que, para el diseño, aunque te parezca mentira, Boué se basó en una fotografía de otro vehículo muy popular en las carreteras españolas de la época: el R-4 o Renault 4, también conocido como el simpático ‘4 latas’. La producción del R-5 en España se encargó a la planta de Valladolid.

Pero sin duda es el Renault 5 de los años 80 el que más adeptos ganó. Sí, hablamos del Renault 5 Turbo, una versión con carrocería más deportiva y que se distinguía de los demás gracias a los detalles de diseño en elementos como el capó, los paragolpes, las aletas o las llantas.

Pues bien, ese pequeño coche de origen francés acabó triunfando en Estados Unidos, y de la mano del experto en color del automóvil PPG Refinish.

¿Te acuerdas del popular R-5 Turbo? ¿Sabías que su pequeña carrocería también triunfó en Estados Unidos?

Renault 5 PPG Pace Car: el R-5 Turbo más molón

Empecemos aclarando conceptos: ¿de qué hablamos cuando decimos pace car? Si estás familiarizado con el lenguaje propio de la F-1 seguro que te suena la expresión ‘safety car’. El safety car o pace car (que vienen a ser lo mismo) es un coche de la Organización de una carrera automovilística y que se mueve exclusivamente por el circuito.

¿Te acuerdas del popular R-5 Turbo? ¿Sabías que su pequeña carrocería también triunfó en Estados Unidos?

En el año 1982 un Renault 5 Turbo se convirtió en pace car de la IndyCar, la competición de monoplazas más importante de Estados Unidos. ¡Ahí es nada!

En aquella época, PPG Industries era el principal sponsor de la IndyCar y uno de sus privilegios era el de encargar, en cada nueva temporada, la realización de un pace car a alguno de los fabricantes. ¿Pidió PPG a Renault un pace car en los años 80? No exactamente…

AMC (American Motors Corporation) no pasaba por su mejor momento tras la fuerte crisis del petróleo y la compra de Jeep en los años 70. De hecho, su continuidad llegó a estar bastante comprometida hasta la actuación del fabricante francés. Renault compra el 47% de AMC y la marca vuelve a respirar.

¿Te acuerdas del popular R-5 Turbo? ¿Sabías que su pequeña carrocería también triunfó en Estados Unidos?

Así que cuando AMC recibe el encargo de un nuevo pace car plantea algo sorprendente: ¿y si el pace car no está basado en un modelo que se comercializa en EE.UU?

La diversión estaba asegurada.

Richard A. “Dick” Teague, de AMC, tiene carta blanca para adaptar el Renault 5 Turbo como pace car. Sólo debe mantener el espíritu original del pequeño deportivo de Renault.

Curiosidad: ¿Sabías que Richard A. “Dick” Teague era el vicepresidente del departamento de diseño de AMC? Además, firmó el que está considerado como uno de los coches más feos del mundo… El AMC Gremlin.

El resultado es increíble. Vemos un Renault 5 Turbo claramente, pero sin verlo. Las líneas de la carrocería se han suavizado, el coche se ha ensanchado, los elementos superfluos se han eliminado, las puertas tienen sistema de apertura de alas de gaviota… ¡Indescriptible! De hecho, se cuenta que los ingenieros que llevaron a cabo del prototipo tuvieron serios problemas para conseguir realizar algunas de las exigencias del diseño.

¿Te acuerdas del popular R-5 Turbo? ¿Sabías que su pequeña carrocería también triunfó en Estados Unidos?

El último guiño a Renault lo vemos en el trabajo de pintura del coche. La carrocería se pintó a dos colores: blanco y amarillo, con una banda negra para separarlos. Dos colores que además están (o al menos estaban) muy asociados al universo deportivo del fabricante francés. Y que, por qué no decirlo, dan mucha vida a ese pequeño coche inquieto y ‘saltarín’ que era el Renault 5 Turbo.

¿Te acuerdas del popular R-5 Turbo? ¿Sabías que su pequeña carrocería también triunfó en Estados Unidos?

Un trabajo de pintura que nos encanta, aunque seguro que en la carrocería del Renault 5 Turbo muchos son los colores que quedarían genial. ¿De qué color o colores lo habrías pintado tú? Si además quieres saber cuánto costaría pintar parcial o totalmente un coche similar a éste (o no) juega con la calculadora on line de CertifiedFirst: rápida y súper sencilla para que puedas hacerte una idea del precio de pintar el coche en función de los daños.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>