Consejos para contrarrestar los peligros de que tu coche ‘duerma’ en la calle

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Contrarresta los peligros de que tu coche ‘duerma’ en la calle

No todos los automovilistas tienen la fortuna (y tranquilidad) de disponer de un garaje donde su vehículo pase las noches o incluso días completos cuando no es necesario desplazarse en vehículo privado para ir al trabajo.

De hecho, a menudo lo habitual es justamente lo contrario. No hay más que dar una vuelta por cualquier barrio de cualquier ciudad para ver cómo los huecos de aparcamiento suelen ser inexistentes porque está todo ocupado.

El problema, más allá de la pérdida de tiempo que supone dar vueltas buscando estacionamiento, es la cantidad de agresiones que hay en la calle para un coche aparcado.

Vecinos de aparcamiento

A veces la desesperación y el cansancio nos llevan a aparcar el coche donde sea y como sea. Pero siempre es recomendable echar un vistazo previo y evaluar el sitio, sobre todo si no vamos a mover el coche en unos cuantos días. ¿Es el sitio espacioso? ¿Hay contenedores al lado? ¿Quizás un bar que pueda ocasionar que caiga ceniza de cigarros sobre la pintura del coche o que apoyen latas de cerveza sobre la carrocería? ¿Qué aspecto tienen los vehículos aparcados en las inmediaciones? ¿Están cuidados? ¿Son de grandes dimensiones? Fijarte en estos detalles ayudará a elegir un buen sitio para aparcar y minimizar riesgos.

Pájaros y árboles

Es conveniente intentar no aparcar el coche debajo de árboles. No siempre es fácil pues los árboles ayudan a alegrar las ciudades y los encontramos en muchas calles y avenidas. Pero los árboles presentan dos problemas: la resina, que puede acabar manchando y estropeando la pintura del coche, y los pájaros, cuyas deposiciones y deshechos son muy poco saludables para la pintura del automóvil.

Los perros

El mejor amigo del hombre, cuando es macho, tiene un inconveniente: su tendencia a hacer pis en las ruedas de los coches para ‘marcar territorio’. Basta que lo haga un amigo canino para que sus congéneres hagan lo mismo como si estuviesen en procesión. En el mercado puedes encontrar algunos productos para pulverizar sobre el vehículo que actúan como repelentes.

Climatología

Lluvia, granizo, barro, hielo, nieve, calor extremo… Las inclemencias climatológicas son algo que no podemos controlar. Lo único que podemos hacer es tratar de buscar un sitio donde el coche esté algo resguardado y, especialmente, que tenga sombra en verano. A parte de eso, el hábito de limpiar el coche semanalmente y encerarlo al menos una vez al año lo protegerá de la exposición a todas estas agresiones externas.

Polvo y suciedad (y el gracioso de turno)

Igualmente, no podemos evitar que el coche se ensucie. De hecho, mucha suciedad va de la mano de la climatología (polen en primavera, barro con la lluvia y granizo etc.). La única solución para que no se acumule y acabe por hacer que la pintura pierda su brillo es limpiar el coche con frecuencia. Y te conviene hacerlo antes de que algún gracioso escriba algo como ‘Lávame’ arrastrando el polvo sobre la pintura. Ese simple gesto raya la pintura del coche… así que más vale prevenir que curar.

Robos

Los amigos de lo ajeno son otro de los grandes problemas cuando dejamos el coche habitualmente aparcado en la calle. En ese sentido, nos conviene evitar las plazas de aparcamiento en zonas solitarias o sin iluminación. También es aconsejable que no queden objetos o prendas de ropa a la vista en el interior del habitáculo. Y, por supuesto, contar con un buen dispositivo antirrobo.

¿Tu coche sufre de los estragos de pasar mucho tiempo aparcado en la calle? ¿Pequeños golpes, abolladuras o rayones? ¿El sol y el polvo han hecho que el color de la pintura pierda brillo e intensidad? Todos estos problemas tienen una solución de calidad y duradera: consulta en tu taller CertifiedFirst más cercano o calcula tú mismo tu presupuesto on line con la ayuda de nuestra calculadora virtual. ¡Te llevará menos de un minuto!

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>