¿Me interesa pulir mi coche para que parezca recién sacado de fábrica?

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

¿Me interesa pulir mi coche para que parezca recién sacado de fábrica?

¿Tu coche tiene muchos arañazos superficiales que se notan y afean su aspecto? ¿El color ha perdido brillo con el tiempo?

Ya sabes que en lo que a la chapa y pintura se refiere, más vale prevenir que curar, aunque no siempre podemos evitar a nuestro vehículo antiestéticos defectos e imperfecciones propios del uso y de verse expuesto a las agresiones externas como el sol, las resinas de los árboles, las piedritas que salen proyectadas en carretera, los lavados agresivos etc. Todos estos elementos agreden la capa más superficial de la pintura.

En esos casos puede ser interesante pulir la superficie del coche para recuperar su brillo y disimular las imperfecciones que hayan ido surgiendo.

Al pulir la pintura del coche lo que hacemos es emplear abrasivos para eliminar una finísima capa de laca y, con ella, rescatar del baúl de los recuerdos el brillo del coche y eliminar los defectos más superficiales que no han penetrado en capas más profundas de la pintura, como pueden ser los arañazos producto de haber usado un rodillo inadecuado en el lavado.

Por esto mismo, el pulido se debe hacer de manera controlada, buscando siempre el método menos agresivo en función del estado del coche.

Aunque en el mercado encontrarás muchos productos para hacer el pulido a mano e incluso máquinas para un resultado semi profesional, hay que tener en cuenta que pulir el coche no es un proceso sencillo ni fácil. Al contrario, se deben barajar varios factores, como el pulimento a utilizar (y su nivel de ‘agresividad’ para con la pintura) y la máquina (cuál es más adecuada y sobre todo cuál es la forma correcta de usarla).

Lanzarse a la aventura sin más puede conllevar resultados por debajo de las expectativas. Incluso se pueden generar daños, como ‘quemar’ la pintura.

Es algo lógico: no es lo mismo pulir un coche con la pintura muy dañada, oxidada y envejecida que pulir un coche de dos años que apenas tiene micro arañazos (también conocidos como swirls). Si no equivocamos al elegir los productos podemos elegir un pulimento demasiado abrasivo que dañe la pintura. Tampoco hay que pasarse con las veces que queramos pulir el coche: en cada operación de pulido se pueden eliminar unos 5 micras de grosor de la pintura.

¿Lo mejor? Dejarlo en manos de expertos. Como los de la red de talleres de chapa y pintura de CertifiedFirst. Si realmente te importa la apariencia de tu coche y quieres mantenerlo como nuevo, apuesta por las garantías que ofrece el trabajo de personal cualificado y con las herramientas técnicas necesarias. Además, hay un taller ‘Certi’ muy próximo a ti: encuéntralo en un clic en nuestro buscador de talleres para pintar el coche.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>