Limpia tu coche (casi) como un profesional

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Limpia tu coche (casi) como un profesional

Verse reflejado en la carrocería del coche como si de un espejo se tratase no es sencillo. Requiere esfuerzo y constancia, sí, pero tampoco es imposible lograr por nosotros mismos resultados casi profesionales. ¿El truco? Utilizar los materiales adecuados y seguir el orden correcto en la limpieza. ¿Empezamos?

Los materiales

Cuesta poco guardar en un armario, trastero, camarote o garaje los materiales que necesitaremos para limpiar el coche como auténticos profesionales. Merece la pena y utilizar cosas de calidad y duraderas.

Ésta es la lista ideal de materiales que todo automovilista debería tener para cuidar al máximo la limpieza de su coche:

  • Cubo de plástico
  • Paños de microfibra o gamuza suave (utiliza distintos paños para limpiar y para secar)
  • Aspiradora de mano (si no la tienes siempre puedes utilizar las que hay en las estaciones de servicio)
  • Champú específico para el coche
  • Limpia cristales
  • Limpiador para tapicería (elije uno adecuado en función del tapizado de tu vehículo)
  • Cera líquida

Consejos para la limpieza exterior del coche

Es aconsejable empezar la operación de limpieza siempre por la parte exterior del vehículo. En ese sentido, lo primero que hay que tener en cuenta es dónde ubicamos el coche para limpiarlo. ¿Importa ese detalle? Pues ahora en primavera y verano mucho: si hace mucho sol y calor, es posible que el agua y el jabón sequen excesivamente rápido, produciendo feas manchas al secarse. ¿Lo mejor? Evita las horas centrales del día para lavar el coche y hazlo preferentemente al abrigo de una buena sombra.

El primer paso es humedecer a fondo la carrocería para evitar que se produzcan marcas o rayas en la carrocería por arrastre.

El mejor orden para limpiar la carrocería del coche es de arriba abajo, dividiendo el coche por ‘bloques’. Consideraremos, por ejemplo, el techo como primer bloque, seguimos con las puertas, luego con los capós, luego los guardabarros…

En todas estas partes el proceso será siempre el mismo: primero se enjuaga bien la parte que vamos a limpiar, luego la limpiamos con un paño suave y jabón específico y aclaramos siempre esa parte antes de pasar a la siguiente (para evitar que el jabón se seque sobre la pintura, arruinando el resultado final).

Es posible que en esta época del año necesites ayuda adicional con algún producto específico para eliminar insectos, resina o caquitas de pájaro de la carrocería.

¡No te olvides tampoco de usar limpiacristales para un acabado perfecto en lunas y espejos!

Si el coche está muy sucio es conveniente darle tantos manguerazos de agua como sea necesario, así como incluso cambiar de trapo de limpieza. Lo del paño es más importante de lo que pueda parecer: si el trapo se ensucia por ejemplo con arena o tierra y seguimos empleándolo podemos rayar zonas de la pintura. Así que comprueba este detalle, especialmente en las zonas bajas de la carrocería, como guardabarros, ruedas…

El toque final será un aclarado general del coche (una vez más, desde arriba hacia abajo) y el secado para que no queden manchas de las gotas de agua. Hay dos formas de hacer el secado del coche: por arrastre y por posado y te las explicamos en este post.

Una vez el vehículo está limpio, reluciente y seco, es un momento perfecto para la aplicación de la cera. Aplicar cera a tu coche es una buena costumbre para mantener la pintura en perfecto estado, al tiempo que repele la suciedad ya que actúa como capa protectora.

Te gustará: Lo que Karate Kid no te contó sobre ‘Dar cera, pulir cera’

Limpia tu coche (casi) como un profesional

Consejos para la limpieza interior del coche

Dicen que la cara es el reflejo del alma… Pues queremos que el ‘alma’ de nuestro coche, su interior, esté tan perfecto como dice su –ahora- resplandeciente pintura.

El proceso debería comenzar sacando accesorios como las alfombrillas y por supuesto vaciar todos los objetos que haya en los huecos de almacenaje del coche.

En cuanto a las alfombrillas no basta sólo con sacudirlas en el exterior, sino que hay que limpiarlas a fondo, haciendo uno de la aspiradora de mano e incluso de productos para limpiar la tapicería.

Debemos pasar la aspiradora por todo el interior del coche, intentando llegar a los más inaccesibles huecos y rincones. Para la tapicería, usaremos un limpiador de tapicería siguiendo las instrucciones del envase, pero procurando ser comedidos a la hora de humedecer la tapicería.

Para los plásticos del interior suele bastar un paño húmedo (huelga decir que no debes usar el mismo que has utilizado para el exterior), pero también encontrarás en el mercado productos especiales para limpiar el salpicadero, el volante o los cromados.

Un poco de ambientador vaporizado dará un toque final fresco y aromático. ¿Merecerá la pena tanto esfuerzo? Piensa que si limpias el coche una vez a la semana la labor será más de mantenimiento que de limpieza profunda.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>