Así era el Ford Torino de Starsky y Hutch

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Así era el Ford Torino de Starsky y Hutch

Ha pasado tiempo, pero sigue apareciendo con frecuencia en los listados de los automóviles más recordados de la pequeña pantalla. Con una estética muy apropiada, era casi el tercer protagonista de la mítica serie de los setenta que narraba las aventuras de los agentes Starsky y Hutch. Hablamos, sí, del Ford Torino del año 75 con pintura bicolor. ¿Quieres saber más sobre él?

Un icono que empezó con un casting

Si tratamos de hacer memoria sobre la serie quizás recordemos que uno de los policías era rubio y el otro moreno… y poco más. Porque lo que ha superado el paso del tiempo no son los nombres de los actores (que, por cierto, se llamaban David Soul y Michael Glaser respectivamente) sino el que fue uno de los vehículos más populares del momento: un Ford Torino del año 1975 con un trabajo de pintura de color rojo brillante y una franja blanca a cada lado.

Así era el Ford Torino de Starsky y Hutch

En cualquier caso, la elección de este modelo no fue, ni mucho menos casual. De hecho, los promotores de la serie realizaron un casting para elegir el coche adecuado. Tenían muy claro que no podía ser cualquier coche porque iba a tener un papel muy especial en la serie. ¡Y vaya si lo tuvo!

Los productores querían un coche que fuese muy llamativo: el objeto de deseo para los espectadores de la serie de acción.

El Gran Tomate Rojo

La historia del Torino se remonta al año 1968, aunque en la serie podemos ver modelos de la última etapa, producidos entre 1974 y 1976. El coche ya era bastante impactante, pero decidieron añadir  unos toques finales que marcaran la diferencia, como si de maquillaje para la pantalla se tratase.  En primer lugar, se apostó por una carrocería rojo “tomate” (en la propia serie se refieren al vehículo como el “Gran Tomate Rojo”) y se añadió una franja blanca en los laterales. Pero eso no fue todo: también se montaron neumáticos traseros más grandes que los que equipaba de serie (para conseguir una inclinación única) y se añadieron llantas de aluminio de 15 pulgadas. Incluía además amortiguadores de gas ajustables. En definitiva, todo lo necesario para las escenas en las que era el auténtico protagonista: las persecuciones.

Así era el Ford Torino de Starsky y Hutch

La serie consiguió mucha popularidad, y no sabemos si fue gracias al Ford Torino o fue el propio automóvil quien se benefició de aquel éxito; el caso es el coche fue uno de los más vendidos de la época. Ford llegó a sacar una serie limitada llamada “Starsky y Hutch”. ¡Todos querían conducir el coche de agentes Starsky y Hutch! Aunque técnicamente, si no lo sabes, el coche era de Starsky… Hutch disponía de otro vehículo, que apenas salía en la serie y que era un Ford Galaxy más discreto.

Así era el Ford Torino de Starsky y Hutch

Arañazos y golpes al final de cada rodaje

Con tanta acción y persecución, el pobre Ford Torino acababa con secuelas prácticamente en cada rodaje… aunque los espectadores no notábamos nada porque en cada aparición lucía impecable. Y es que semejante compañero de fatigas no merece menos. Tú también puedes olvidar esos arañazos y abolladuras que tan mala imagen dan a la carrocería de tu automóvil: en CertifiedFirst, la red de expertos en chapa y pintura, quedará como nuevo y a tu gusto. Encuentra tu taller “Certi” más cercano y no lo retrases más.

CompartirFacebookTwitterGoogle+Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>